Las letras y las cosas

Categorías:

  • De cine
  • De esta bitacora
  • Del Caboclo
  • De literatura
  • Educacion
  • Fotos
  • Otras historias
  • Poemas
  • Relatos
  • Video
  • Archivos:

    <Agosto 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3 4 5
    6 7 8 9 10 11 12
    13 14 15 16 17 18 19
    20 21 22 23 24 25 26
    27 28 29 30 31    
                 

    Documentos:

  • Yo fui un Blogger bloggie
  • Educación y TIC
  • Otros

  • Blogalia

    Sobre la rentabilidad de esto y otras neuras


    A veces uno se para a pensar en la posible rentabilidad de su vida y actividad en la Red. Parto del hecho de que todos los que, de una u otra forma, creemos en compartir los conocimientos y experiencias profesionales y personales, no pedimos nada a cambio de aquellos materiales que publicamos en nuestros sitios web. Eso no quita, por supuesto, que no esperemos -aunque no nos atrevamos a confesarlo- unas ciertas contrapartidas que justifiquen las horas dedicadas a aprender el uso de las TIC y el tiempo empleado en la realización de los materiales que ofrecemos. Voy a aplicarme el cuento.


    En la actualidad tengo puestos unos 150 Mb de contenidos en mi sitio web, junto con algunos otros megas repartidos por alojamientos gratuitos. Lógicamente, no quiero caer en el pecado de orgullo y pensar que todos esos contenidos son de calidad incuestionable, pero sería falsa modestia el negar que algunos de ellos no están mal y, sobre todo, que pueden ser útiles para la práctica docente. Como podréis comprender, he dedicado muchas horas de mi tiempo libre (que también trabajo en un Instituto) en el diseño y creación de dichos materiales, pero, ¿qué he obtenido a cambio?


    La rentabilidad de esta actividad creo que puedo resumirla en tres: 


    a) Rentabilidad económica.


    Ninguna. 0 Euros.


    En abril de 2005 me decidí a colocar publicidad en las páginas del web con la secreta intención de pagar los gastas generados del mantenimiento del alojamiento y dominio. Hasta el momento, me ha rentado la suma de 64 Euros con 53 céntimos. Por supuesto no he llegado a esos 100 Dólares necesarios para que Google me haga la transferencia.


    También puse un botoncito de esos de PayPal, por si alguien (institución o persona) que utilizase  mis materiales creyese oportuno hacer un ingreso. Ni que decir tiene que nadie lo ha hecho.


    b) Rentabilidad profesional.


    Podría pensarse que la rentabilidad de Aula de Letras se debiera manifestar más en lo profesional que en lo económico. Lo cierto es que tampoco creo que ésta se haya dado. Sí, he recibido felicitaciones de compañeros y alguna que otra institución docente; he dado un par de conferencias justificadas por la existencia de Aula de Letras, pero poco más.


    Quizás esté demasiado pagado de mí mismo, pero lo cierto es que pienso que profesores como yo (o como tantos otros) seríamos más útiles en otros puestos de la Administración Educativa. Sinceramente, creo que el esfuerzo de tantos profesionales que a diario puede verse en el Planeta Educativo, está desaprovechado manteniendo a esos docentes "pegados a la tiza". Deberíamos estar "pegados a nuestros ordenadores", preparando actividades, facilitando el tránsito hacia el uso de las TIC en la enseñanza. Ese tendría que ser nuestro trabajo. Todavía no comprendo cómo Andalucía, que pretende ser un referente en la implantación de las TIC, no dispone de un lugar útil desde el que un grupo de docentes de cada área y nivel, preparen actividades, recursos y materiales durante ocho horas diarias para ser utilizadas en los Centros TIC; todavía no entiendo cómo no hay una oferta completa y unitaria de formación del profesorado a distancia. ¿Por qué no existe un Centro de Profesores Virtual para toda Andalucía?


    c) Rentabilidad personal.


    Por supuesto existe una enorme rentabilidad personal en lo que llevo haciendo estos años. En primer lugar porque me ha permitido aprender más y crecer como profesional; en segundo lugar, porque gracias a mi lugar en la Red he entrado en contacto con otras personas con las que comparto preocupaciones e intereses. Es seguro que esta última rentabilidad es la que justifica que siga acercándome cada día a Internet, bien para consumir lo que otros producen, bien para aportar mi pequeño grano de arena.


    © 2002 - 2003 caboclo
    Powered by Blogalia