Las letras y las cosas

Categorías:

  • De cine
  • De esta bitacora
  • Del Caboclo
  • De literatura
  • Educacion
  • Fotos
  • Otras historias
  • Poemas
  • Relatos
  • Video
  • Archivos:

    <Mayo 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4 5 6
    7 8 9 10 11 12 13
    14 15 16 17 18 19 20
    21 22 23 24 25 26 27
    28 29 30 31      

    Documentos:

  • Yo fui un Blogger bloggie
  • Educación y TIC
  • Otros

  • Blogalia

    Las rutas europeas del atasco. Sevilla-Rota.

    Me voy un mes a la playa. ¡Bien! A descansar, a estar fresquito, a mojar mis carnes continuamente en agua salada.
    Preparativos: maletas con ropa de los adultos (Caboclo y Cabocla), tres bolsas de juguetes de las caboclitas, bolsa enorme con toallas y ropa de las nenas -¡qué amor!-, cochecito de la caboclita minúscula, bolsas de biberones, bolsa de congelados con papilllas de la diminuta, ordenador portátil, porque algo habrá que trabajar, hamaquita para la pequeñina, bolsa con cubitos y otros materiales de construcción playera, bolso con papeles varios (recetas, cartillas médicas, etcétera, que hay que prevenir), bolsa de medicinas (aerosoles, pomadas, analgésicos, antihemorroidales y laxantes...), televisión prestada para que las nenas vean los dibujitos y no den el coñazo a la hora de la siesta.

    Se coje todo la anterior y se mete como se puede en un coche de tamaño medio. Hora y media, tiempo estimado de carga. Se monta a la familia entre lloros, broncas y sudor, que hace muchísimo calor. Carretera. "Papáaaaaa, ¿cuándo vamos a llegaaaaar?", dice la intermedia; "Tengo seeed", dice la mayor; "No he hecho pipíiii", dicen a coro las caboclitas mayores, mientras la diminuta chilla y se retuerce en su sillita-auto.

    Autovía de salida de Sevilla. Retenciones. 40 minutos para recorrer 4 kilómetros. Está claro que todo el mundo ha escogido la misma hora para salir. Es que ya no hay originalidad, ni creatividad ni nada por el estilo. "Pipí, sed, mi juguete, no me des codazos, tengo hambre, pues lloraré todo el camino, ea", yo escucho la radio tranquilamente: "Atenssiónn, amigo condustor, la senda es peligrosaaaaaa".
    Termina la retención de salida. Nuevo atasco a unos tres Km del anterior, esta vez por la incorporación a la autopista de peaje. Salimos. A correr, que nos espera el mar, la tranquilidad, ya saben lo que digo.

    Primer peaje. Retención de diez minutos.
    A correr, otra vez.

    A la media hora o así, desvío hacia Jerez para cojer la carretera de Rota -¡¡¡la playa está cerca!-. Retención monumental en la ciudad del vino y del caballo. 40 minutos hasta poder conseguir entrar en la carretera. 45 grados marca un termométro. Pero solamente quedan unos 30 Km. Tractores en la carretera. Imposible adelantar. Tardamos casi una hora en llegar.
    Al fin, la playa.

    Descarga del coche. No se puede aparcar. El guardia dice que no lo deje en segunda fila. Se joda el guardia. Todos al suelo. El Caboclo, a buscar aparcamiento. Tarda una media hora en encontrarlo y unos 20 minutos en llegar desde el lugar donde ha dejado el coche hasta el piso alquilado.

    A la playa, ya, ahora. No hay lugar bajo el sol. Abarrotaíta está la arena y el agua. Tranquilidad y relajo. Un mes por delante. Ahhh.

    2003-08-05 17:45 | Categoría: Relatos | 1 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://caboclo.blogalia.com//trackbacks/10385

    Comentarios

    1
    De: Pedro R Fecha: 2003-08-05 18:30

    Que te sea leve Caboclo. Paciencia y a disfrutar.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.119.26 (a10aa62cd8)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 - 2003 caboclo
    Powered by Blogalia