Las letras y las cosas

Categorías:

  • De cine
  • De esta bitacora
  • Del Caboclo
  • De literatura
  • Educacion
  • Fotos
  • Otras historias
  • Poemas
  • Relatos
  • Video
  • Archivos:

    <Mayo 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4 5 6
    7 8 9 10 11 12 13
    14 15 16 17 18 19 20
    21 22 23 24 25 26 27
    28 29 30 31      

    Documentos:

  • Yo fui un Blogger bloggie
  • Educación y TIC
  • Otros

  • Blogalia

    El cigarrito tranquilo

    Has elegido el momento preciso. Todo parece estar en calma. El sol en su cénit abrasa la toldería que te cobija, las olas acarician suavemente la orilla, lamen los guijarros de manera casi lujuriosa mientras los cuerpos bronceados pasean ante tus ojos, contoneándose, dejando caer las carnes a un lado y otro meciendo la líbido.

    Has elegido el momento y te sientas en la sillita baja, comodísima. Con parsimonia, deteniéndote en cada movimiento, sacas el paquete de tabaco de la bolsa, tomas el mechero y ahuecas las manos para que el suave viento de levante no apague la llama antes de cumplir su cometido. El pitillo arde y las brasas iluminan la cueva de manos construida para su alumbramiento. El momento ha llegado y durará un par de minutos a lo sumo, un par de minutos de tranquilidad, de relajación, un instante impagable, no por el cigarrillo en sí, sino por lo que supone todo el ritual que estás dispuesto a seguir hasta el final, saboreando cada una de las inspiraciones. Nadie te molesta, nadie, nadie.

    - Papáaaaa -chillan a dúo las caboclitas desde la orilla-, que vamos para el toldo con los cubitos.

    Piensas que todo se acaba en esta vida, pero aun dispones de un momento de calma antes de la tempestad.

    -Papáaaaaa -continúan chillando-, quema la arena, quema, quema, quema.

    Las contemplas, pero no contestas, no te inmutas, no piensas renunciar al momento.

    -Papáaaaa.....

    Y la caboclita intermedia, completamente mojada, cae de bruces sobre la arena ardiente. La cara embadurnada; los ojos, enfangados. El drama está servido. El momento ha muerto y el pitillo no ha tenido tiempo para agotarse en un último estertor.

    2003-08-11 21:39 | Categoría: Relatos | 0 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://caboclo.blogalia.com//trackbacks/10520

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.119.26 (a10aa62cd8)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 - 2003 caboclo
    Powered by Blogalia