Las letras y las cosas

Categorías:

  • De cine
  • De esta bitacora
  • Del Caboclo
  • De literatura
  • Educacion
  • Fotos
  • Otras historias
  • Poemas
  • Relatos
  • Video
  • Archivos:

    <Junio 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2 3 4
    5 6 7 8 9 10 11
    12 13 14 15 16 17 18
    19 20 21 22 23 24 25
    26 27 28 29 30    
                 

    Documentos:

  • Yo fui un Blogger bloggie
  • Educación y TIC
  • Otros

  • Blogalia

    Las dos Españas (y a la tercera va la vencida)

    Pues tampoco hay que ponerse tan catastrofista como suelen hacerlo los de uno y otro lado. De vez en cuando aparecen noticias que nos hacen pensar que, quizás, las cosas no son como parecen y que en medio de tanta palabrería, miedos arrojados a la cara, reivindicaciones o insinuaciones llenas de mala leche al hispánico modo hay un espacio para la esperanza.

    (Ahora llega el momento en que me pongo rematadamente cursi)

    ¡Ha triunfado el amor!

    Una vez más se demuestra el poder civilizador de la pasión amorosa como leemos en los innumerables testimonios literarios desde el Poema de Gilgamesh: solamente el cosquilleo amoroso puede hacer que los seres humanos contrariemos nuestras tendencias para -como diría Cernuda- dejar de perseguir nuestras nubes, olvidarnos de nosotros y renacer en el otro.

    (Abandono la cursilería por un instante)

    Decía Machado que una de las dos Españas helaría el corazón de ese nuevo españolito que venía al mundo. Se equivocaba -como la paloma-, porque don Antonio no pensó en la posibilidad de matrimoniar ambas. Ahí nace la tercera España, la que es capaz de dejar en la puerta del hogar las posturas políticas para centrarse en la política familiar.

    Claro, que yo entreveo ciertos problemillas en el horizonte de esta pareja. Por ejemplo, ¿se pondrán de acuerdo en qué casilla poner la cruz de la declaración de la renta? ¿llevarán sus hijos a colegios públicos o privados? ¿irán juntos a las manifestaciones? ¿comprarán en Eroski o en El Corte Inglés? ¿Escucharán la COPE o la Cadena SER? ¿cómo llevarán el asunto del control de la natalidad?...

    (Vuelta a la cursilería)

    En fin, que esta tercera España de los corazones encontrados se enfrenta a peligros sin cuento que se abatirán sobre ella en el diario de sus vidas.

    (Referencia cursi-cinematográfica final)

    Pero todo lo puede vencer el amor, ¿o es que no recuerdan aquella película de la Hepburn y el Tracy titulada La costila de Adán? Al final del filme, tras la gravísima crisis ideológica que sufre la pareja, el amor hizo que sus almas y sus cuerpos se encontrasen en un beso hollywoodiense que deja satisfechos a los espectadores ávidos de un happy end que lave las conciencias.

    2005-06-04 11:37 | Categoría: Otras historias | 5 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://caboclo.blogalia.com//trackbacks/30421

    Comentarios

    1
    De: Beni Fecha: 2005-06-04 13:01

    Del pasado efímero al mañana, también efímero.

    Ays, "Castilla miserable, ayer dominadora, envuelta en sus harapos desprecia cuanto ignora. El sol va declinando...".

    P.S. Ejem, ejem, este último post canta demasiado el derrotero de sus últimas lecturas :P

    P.S.1: Intenté pegar los poemas pero supongo que por largos el chisme no me los admitía.



    2
    De: chuache Fecha: 2005-06-04 16:20

    Estimado Beni,

    ¿Sería tan amable de explicarnos que interpretación/aplicación da usted a esos versos de Machado?



    3
    De: Estimada Beni Fecha: 2005-06-04 19:01

    Interpretación, yo, ninguna. Son por sí mismos.
    Aplicaciones, menos, que parece como apretar un interruptor.

    Pero al grano: tal vez están mal empleados los versos en este contexto, lleva razón (si es que acaso insinuó eso), pero todo es descontextualizable (si la palabra existe y si no, aceptemos barco) y supongo que fueron los que me vinieron a la cabeza, porque los tenía más recientes y no me daba tiempo buscar nada "mejor", dado que la Castilla del clavel y la espada –la del XVII, no la del XX- me esperaba para ser estudiada.

    A parte de eso, sólo quería decir que estoy más de acuerdo con Machado que con Caboclo, que pienso que Castilla (o España, que para el caso en este poema y referido a la de aquél entonces en que aún era "grandiosa" -madre mía qué grandeza- podría considerarse como lo mismo), en el fondo, siempre tendrá una "Castilla de la muerte", una España de la muerte.

    Además, quería llamar miserable a Castilla-España con palabras bonitas y pensando que siempre fue lo mismo pero con distinta voz, que en aquélla Castilla no faltaban las miserias de ésta, tal vez ahora acentuadas, y que la idea de una sola España resulta francamente hermosa pero... psseee, poco creíble.

    Um, una anécdota. En una clase de Arqueología Medieval, la profe que dice que ahora todo el presupuesto se va en lo de la Memoria Histórica, dejando a un lado el resto de Patrimonio, y reabriendo una herida que ya está cerrada y que sólo ellos se empeñan en seguir... aquí van un gesto de un dedo rasgando una herida que le quedó horrible.

    La anécdota para decir que yo no sé si realmente lo de esa España que no esté dividida es verdaderamente el intento de una España que no esté dividida o simplemente un velo para atraer al olvido.

    La conclusión: no le daba ningún significado a los versos, sólo los recordaba al leer lo del pobre Españolito cuyo corazón ha de ser helado por una de las dos Españas.

    Esto me quedó demasiado largo y penoso. Peldón.



    4
    De: Continuación de Estimada Beni Fecha: 2005-06-04 19:57

    Para mayor respaldo:

    «Dos Españas, señores, están trabadas en una lucha incesante: una España
    muerta, hueca y carcomida y una España nueva, afanosa, aspirante, que
    tiende hacia la vida y todo está arreglado para que aquélla triunfe sobre ésta. Porque la España caduca se ha apoderado de todos los organismos públicos”.
    “España, evangelizadora de la mitad del orbe; España, martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma, cuna de San Ignacio…; ésta es nuestra grandeza y nuestra unidad; no tenemos otra. El día que acabe de perderse España volverá al colonialismo de los arévacos”. De Ortega, aunque no haya leído nada de él.

    Y ya, con lo del gobierno no podemos dejar de traer más versos:

    ¿Y qué decir de nuestra madre España,
    este país de todos los demonios
    en donde el mal gobierno, la pobreza
    no son, sin más, pobreza y mal gobierno,
    sino un estado místico del hombre,
    la absolución final de nuestra historia?

    De todas las historias de la Historia
    la más triste sin duda es la de España
    porque termina mal. Como si el hombre,
    harto ya de luchar con sus demonios,
    decidiese encargarles el gobierno
    y la administración de su pobreza.

    Nuestra famosa inmemorial pobreza
    cuyo origen se pierde en las historias
    que dicen que no es culpa del gobierno,
    sino terrible maldición de España,
    triste precio pagado a los demonios
    con hambre y con trabajo de sus hombres.

    ... (Jaime Gil de Biedma)

    Dios mío, el Caboclo me echa de aquí. No sabía que un verso diese para tanto.



    5
    De: Conciencias adormecidas Fecha: 2005-10-10 05:17

    Supongo que todos coincidiremos en que tenemos los políticos que nos merecemos.
    España fué un sueño de los reyes católicos y murió con ellos.
    Sin embargo, estamos todos juntos en esto y más vale que sigamos así porque en el mundo globalizado, nadie consigue nada si intenta hacer la guerra por su cuenta.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.118.197 (c97c20be95)
    Comentario

    © 2002 - 2003 caboclo
    Powered by Blogalia