Las letras y las cosas

Categorías:

  • De cine
  • De esta bitacora
  • Del Caboclo
  • De literatura
  • Educacion
  • Fotos
  • Otras historias
  • Poemas
  • Relatos
  • Video
  • Archivos:

    <Octubre 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
                1
    2 3 4 5 6 7 8
    9 10 11 12 13 14 15
    16 17 18 19 20 21 22
    23 24 25 26 27 28 29
    29 30 31        

    Documentos:

  • Yo fui un Blogger bloggie
  • Educación y TIC
  • Otros

  • Blogalia

    De esta bitácora

    Un día alguien me introdujo en el mundo del weblog. Navegué, encontré, leí y decidí construir mi propio blog. Ese fue el principio. Pretendía con ello obligarme a escribir, si no a diario, sí a menudo. De alguna manera, pretendía poner en práctica el primero de los consejos de Augusto Monterroso en su "Decálogo del escritor":

    "Cuando tengas algo que decir, dilo; cuando no, también. Escribe siempre"


    Lo de escribir siempre me parece un poco exagerado, pero bueno está. Tras esa primera decisión llegó la segunda: ¿qué escribir? Vuelta a la navegación. Me di cuenta de que la gente escribía en sus blogs sobre cualquier cosa, de modo que decidí comenzar con unas palabras en las que definiera qué era el weblog para mí. Eran estas:

    Dicen por ahí que un weblog es una especie de diario, pero accesible para otras personas. Resulta curioso. Parece que un diario es algo íntimo y personal; se escribe para proyectar sobre el papel aquello que no somos capaces de manifestar abiertamente. El diario lo guardamos en el lugar más oculto de nuestro armario, donde nadie lo pueda leer. El diario es nuestra secreta, nuestra sacrosanta intimidad...
    Un log es un diario que queremos compartir con otras personas. No está en el armario, sino sobre la mesa, a la vista de todos. Lo escribimos para ser leídos. Cierto es que ocultamos nuestro verdadero nombre en la mayoría de los casos. Cierto es que construimos nuestro personaje virtual, un sujeto de la enunciación que es diferente de lo que en verdad somos. Un weblog es la antítesis del diario, es su negación. Con él queremos comunicar, compartir con otras personas, con otros sujetos virtuales, nuestra soledad...
    La red se ha convertido en una reunión de solitarios celosos de su intimidad y deseosos de compartir sus aislamientos. El diario ha muerto, mejor, se ha transformado en log, ha cruzado la delgada línea roja del pudor.

    (27 de enero de 2003)


    Y a partir de ese momento comencé a introducir textos de diferentes tipos: poemas, relatos, secuencias de navegación y alguna que otra idiotez. Eso es lo que he estado haciendo en Blogger en estos cuatro últimos meses. Hasta ayer, que decidí mudarme con armas y bagajes a esta Blogalia, que espero sea mi casa durante bastante tiempo.

    2003-04-23 01:37 | Categoría: De esta bitacora | 0 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://caboclo.blogalia.com//trackbacks/7368

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.196.72.162 (c73e28d5dd)
    Comentario

    © 2002 - 2003 caboclo
    Powered by Blogalia