Las letras y las cosas

Categorías:

  • De cine
  • De esta bitacora
  • Del Caboclo
  • De literatura
  • Educacion
  • Fotos
  • Otras historias
  • Poemas
  • Relatos
  • Video
  • Archivos:

    <Mayo 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4 5 6
    7 8 9 10 11 12 13
    14 15 16 17 18 19 20
    21 22 23 24 25 26 27
    28 29 30 31      

    Documentos:

  • Yo fui un Blogger bloggie
  • Educación y TIC
  • Otros

  • Blogalia

    Peninsula Strike

    Una pregunta: ¿no se había acabado la guerra en Irak? Más bien parece que se ha acabado en las noticias de la tele, completamente volcada hacia cuestiones determinantes para nuestra vida nacional: el final de la liga de fútbol, el final de Hotel Glam y otros finales (¿el de las conciencias, quizás?). Después vendrán los periodistas estos que se les llena la boca de su sacrosanta profesión y nos dirán como son los salvadores de la patria -¡la patria!-, de la verdad, de la sensatez, de la honradez, de la razón. ¡El cuarto poder! La verdad, la verdad publicada, transmitida, hablada, visionada.

    2003-06-14 17:56 | Categoría: Otras historias | 2 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://caboclo.blogalia.com//trackbacks/8942

    Comentarios

    1
    De: JJ Fecha: 2003-06-14 17:59

    ¿Tú crees que la guerra de Irak se acabará alguna vez?



    2
    De: Juvenal Fecha: 2003-06-15 16:56

    Por ahora, la de Ruanda sigue abierta. Una vez se le dio la vuelta a la tortilla, y se implantó la enseñanza en inglés, y empezaron las ejecuciones masivas de los perdedores (les habían regalado menos metralletas que a los otros), ya no hubo noticia. Y qué curioso: desde Ruanda, ahora, se están instigando movimientos de guerrilla en la zona fronteriza con el Congo. Ya nos contaron los "defensores de la verdad en estado puro" que aquello era un enfrentamiento tribal a machetazos (se le olvidaba decir que tras cada machete había un subfusil ametrallador y munición abundante). Y no será porque sea alto secreto militar (todavía, en Irak, bombardeaban Al-Yasira e incluso a los periodistas desafectos). De ese oscuro (de humo, de silencio) rincón del planeta vienen (y van, sin chaleco antibalas ni blindado protector) voluntarios y misioneros todos los días para contarlo, y lo cuentan, e incluso sale en sus boletines, pero, claro está, no aparecen las fotos de Tamara, Pocholo o el gol que decida quién se lleva la Liga o la Champiñón, y, ni vende, ni se quiere porbar a ver si informar vende. Ayer, en el Averno, Dante me dijo que, leído el post del Caboclo, quizá interpole en la Divina Comedia un círculo infernal ex profeso para los periodistas que se declaren independientes, incorruptibles y defensores de la verdad. Lo que pasa es que no sabe si ponerles el castigo de los idólatras, el de los blasfemos, o una mezcla.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.119.26 (a10aa62cd8)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 - 2003 caboclo
    Powered by Blogalia