Las letras y las cosas

Categorías:

  • De cine
  • De esta bitacora
  • Del Caboclo
  • De literatura
  • Educacion
  • Fotos
  • Otras historias
  • Poemas
  • Relatos
  • Video
  • Archivos:

    <Mayo 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4 5 6
    7 8 9 10 11 12 13
    14 15 16 17 18 19 20
    21 22 23 24 25 26 27
    28 29 30 31      

    Documentos:

  • Yo fui un Blogger bloggie
  • Educación y TIC
  • Otros

  • Blogalia

    Materiales para una historia

    Aunque se me pueda enfadar un poquito mi querida D., anoto aquí una serie de elementos narrativos y hago al final una propuesta, por si a alguien le apetece:

    Actantes:

    a) Jovencita de dieciocho añitos un poco rarita, según sus propias declaraciones.
    b) Madre con ganas de guardar la línea aprovechando las bondades estivales.
    c) Hermanita pequeña con bicicleta propia y con la que la jovencita comparte habitación.
    d) Padre (está por determinar su carácter y función).
    e) Vecina bastante ordinaria y con tendencia a montar espectáculos callejeros de gritos y gesticulaciones variadas.
    f) Hijo de la vecina de corta edad y con tendencia a la búsqueda de la indepedencia.
    g) Bicicleta.
    h) Ordenador.
    i) Chándal.

    Cronotopo:

    a) Domicilio familiar, a mi modo de ver pueden ser importantes los siguientes: dormitorio de las niñas, cocina y salón-comedor. También podría ser útil el dormitorio conyugal, por si se quiere montar una perspectiva paralela de los acontecimientos.
    b) Espacios virtuales: blogosfera y "red" Messenger de Micro$oft, pero también los mundo posibles literarios e históricos. Pueden ser importantes, sobre todo a la hora de construir el personaje de la jovencita y el hecho, quizás, de no ser comprendida por el resto de la Humanidad cercana a ella.
    c) Calle en la que se sitúa el domicilio familar, y el de la vecina, claro está.
    d) Puente sobre la vía del tren o sobre el canal-río.
    e) Mañana de un día laborable.
    f) Veranito, recién estrenado el período vacacional (hecho que puede ser importante, por cierto).

    Algunos sucesos propuestos:

    a) Paseo en bicicleta de la madre.
    b) Pinchazo de la bici.
    c) Guarda y custodia del vecinito por parte de la jovencita.
    d) El vecinito se pierde.
    e) Ataques de histeria variados.
    f) Sentimientos de culpabilidad, reproches, defensas de la inocencia.
    g) El vecinito es encontrado.
    h) Castigo moral de la susodicha jovencita.
    i) Malditismo agudizado (no me lo tomes a mal, mujer).

    Bueno, pues en función de estos elementos y de otros que se quieran añadir, propongo: construir una breve reconstrucción de los acontecimientos adoptando el tono, estilo o perspectiva que se prefiera. Puede incluirse en los comentarios a esta historia o bien serme enviados por correo electrónico. En el plazo de unos días incluiré un documento en aquesta bitácora con las colaboraciones recibidas, si es que recibo alguna, claro.

    P.S. Espero que no te moleste D., y que esto te sirva para tomarte la vida, tu vida, un poco más a broma. Un beso.

    2003-07-03 18:53 | Categoría: Poemas | 3 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://caboclo.blogalia.com//trackbacks/9466

    Comentarios

    1
    De: D. Fecha: 2003-07-03 23:56

    Para nada me enfado, Caboclo, es gracioso... A ver qué sale.



    2
    De: Caboclo Fecha: 2003-07-04 00:04

    Pues ya sabes, tú la primera: autobiografía ficticia al canto, más o menos, claro.



    3
    De: Juvenal Fecha: 2003-07-05 02:56

    Quizá podamos añadir algún elemento más, piense voacé. Imaginemos que D. siente en lo hondo de sucorazón la idea platónica (de Platón, stricto sensu) de que el mundo de las ideas es más "sólido" que el de la realidad tangible, "manchada" por la materia, es decir, la mediocridad, la cortedad de miras... Eso le abre universos que pocos conocen, a través del "secretum iter". Pero ¿no le estará cerrando la puerta al sentir físico radical, el de un vaso de agua apagando la sed o el contacto humano de un abrazo (incluso el de un familiar/amigo, que también hay que vivirlo sensorialmente?

    Perdón, pero es que pasaba por aquí Platón y nos volvió con la monserga de que, ya que en la tierra era imposible, implantáramos el orden ideal (y anarco-natural) de las cosas en el Averno. Catulo, con sus prontos, le ha dicho de todo. Marcial miraba de reojo y e le leía el epigrama en la cara. Petronio brindó con la botella de Falerno que se estaba pimplando a morro. Pero yo... es que a veces no puedo parar de pensar, y sobre todo, de recordar mi vida.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.119.26 (a10aa62cd8)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 - 2003 caboclo
    Powered by Blogalia